Noticias

NOTICIAS

Alejandra-Torres-750x375

“Hay que ser más disruptivo, se tienen que acelerar los procesos de modernización ”

La pandemia agudizó la situación en la justicia laboral y en las comisiones médicas. El stock de demandas laborales no resueltas aumentó: en el país ya suman 320 mil

En el país hay un stock de 320 mil causas laborales a la espera de sentencia, según el último relevamiento realizado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT). Sólo en 2021 ingresaron 74.252 demandas nuevas, de las cuales se resolvieron apenas 5.870. El dato no es menor y muestra la dificultad que tiene la Justicia argentina para resolver con celeridad las demandas de los trabajadores, panorama que se agravó con la pandemia.

La situación no es mejor en las comisiones médicas (CCMM), instancia anterior que busca evitar que las causas laborales lleguen a los tribunales. En este caso, en el país las no resueltas ya acumulan 813.716. En tanto, Córdoba sigue encabezando los distritos con mayor tasa de litigiosidad junto con la ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Santa Fe.

Ante este panorama, Comercio y Justicia dialogó con Alejandra Torres, líder del equipo que tuvo a su cargo el diseño y la puesta en ejecución de la Ley de Riesgos del Trabajo (LRT) 24557 e impulsora de la adhesión de la Provincia de Córdoba a la ley nacional 27348.

- Estamos próximos a cumplir 25 años de la puesta en vigencia de la LRT. ¿Qué balance hace sobre su implementación?

Este sistema es uno de los pocos sistemas de la seguridad social que nacieron durante la década del 90 y que aún subsisten. Recordemos que junto con este sistema aparecieron las AFJP, que quedaron totalmente derogadas. En aquel momento, los objetivos que uno se planteó en el diseño de este sistema eran reducir la siniestralidad en el campo laboral y, en el caso de producirse un siniestro, que la reparación del daño fuera inmediata, porque la duración de un juicio puede llevar 10 años y sabemos que una reparación que no es oportuna puede no ser una reparación. En este sentido, los datos son sumamente alentadores: se han evitado 3.200.000 siniestros en el país desde el nacimiento del sistema…

- ¿Cómo impactó en éste la pandemia?

Hubo muchos reclamos por la falta de funcionamiento de las CCMM… En la pandemia lo que sucedió fue que mientras muchos nos ajustamos a lo que ésta nos imponía -que era ajustar los procesos-, lo que sucedió en materia de riesgos del trabajo es que hubo un adormecimiento, una falta de productividad tanto en el funcionamiento de las CCMM como en la resolución de los juicios que se tramitan en la Justicia laboral. Uno de los aspectos claves de la comisión médica es la realización de los peritajes y hubo una negación de utilizar herramientas tecnológicas para poner en funcionamiento los peritajes médicos a distancia. Usando herramientas digitales podés hacer atención médica virtual, tenés hospitales médicos virtuales. Las herramientas digitales pueden colaborar sustancialmente a bajar este stock de casos presentados en las CCMM.

- ¿Qué herramientas podrían aplicarse?

Lo que hizo la SRT en cuanto a avance tecnológico fue implementar la notificación electrónica entre la superintendencia y las ART (aseguradoras de riesgos del trabajo), pero esto es muy poco. Ellos deberían poder notificar al trabajador, al médico de una manera electrónica. Todos saben que la notificación en papel es una complicación porque implica llevar un papel a un domicilio que muchas veces no se encuentra, no es algo que pueda seguir utilizándose en la década en la que estamos. Por otra parte, creo que las CCMM podrían tener, como hace Rentas, atenciones virtuales y no necesariamente tener un espacio físico con personal; esto no significa el despido de personal sino que es gente que se recalifica en otras tareas. Esa mirada es la que yo quiero comenzar a discutir, hay que introducir cuestiones en el proceso que nos haga ser más rápidos.

- En la Justicia de Córdoba comenzó con la pandemia un proceso de digitalización. ¿Cómo influyó esto en el fuero del Trabajo?

El Poder Judicial de la Provincia ha comenzado el proceso de digitalización pero hay que ser más disruptivo, más rápido, tienen que acelerarse estos procesos de modernización. En la Justicia, si mirás los casos nuevos y los casos sin resolución, hay una pérdida de productividad, hay un stock de casos no resueltos muy alto que se viene arrastrando hace años y se agudizó con la pandemia. Por otra parte, la superintendencia como autoridad de aplicación de todo el sistema, también tiene que avanzar en este sentido. Se puede hacer y sería para todos un beneficio incalculable. Tenemos que tener una mirada para incorporar la tecnología, eso nos va a ayudar a ser más rápidos, más dinámicos y, por lo tanto, más justos.

 

Link: https://comercioyjusticia.info/justicia/hay-que-ser-mas-disruptivo-se-tienen-que-acelerar-los-procesos-de-modernizacion/